Rotunda condena a las últimas agresiones a profesionales sanitarios en Granada

08 noviembre 2018

El Sindicato de Enfermería (SATSE) mostrado su más rotunda condena a la brutal agresión que sufrieron esta semana una enfermera y dos pediatras en el Hospital Materno Infantil de Granada. SATSE, junto a la Junta de Personal del Centro, han vuelto a reclamar que se adopten las medidas para impedir este tipo de acciones.

Profesionales y usuarios del Hospital Materno Infantil de Granada se sumaron este jueves, 8 de noviembre, a la concentración de repulsa convocada por la Junta de Personal del Hospital tras brutal la agresión sufrida por una enfermera y dos pediatras del centro hospitalario por parte de familiares de un paciente.

En el momento de los hechos, se activó el botón antipánico, aunque hubo que esperar a que llegara la Policía, se puso en marcha el protocolo de agresiones y a través del correo interno se ha dado parte a la unidad de riesgos laborales del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, que ha tomado todas las medidas legales que se derivan de su aplicación.

Desde la Junta de Personal se aboga por poner todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) pone a su disposición, ya que, advierten, no es de recibo el mal trato físico y verbal que deben de soportar de forma tan frecuente los trabajadores.

Por eso, reclaman un esfuerzo en todos los ámbitos de la sociedad para acabar con las agresiones a los sanitarios que son cada vez más habituales en los centros asistenciales y reclaman que se castiguen por la vía de lo penal.

Por su parte, el Sindicato de Enfermería continuará con su campaña que, bajo el lema “#Stop agresiones. Nada justifica una agresión”, lleva desarrollando desde el mes de marzo. La campaña del Sindicato de Enfermería busca sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares.

Además el Sindicato de Enfermería destaca la importancia de aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas; desarrollar protocolos de actuación ante agresiones que no se queden en el papel, o continuar con la implantación de actuaciones disuasorias, como la instalación de timbres en las plantas, así como investigar en cada caso qué ha podido generar que un ciudadano agreda a un profesional de mientras le atiende y le cuida.

Galería multimedia