SATSE denuncia el colapso de las Urgencias por la falta de profesionales y medios

12 enero 2018
No es gripe... Es la falta de enfermeras lo que colapsa la Sanidad

Urgencias colapsadas, profesionales desbordados, pacientes en camillas por los pasillos, esperas de más de 48 horas.... Todo ello causado por la falta de profesionales y medios en la Sanidad Pública.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que la falta de previsión de las distintas administraciones sanitarias públicas ante el recurrente incremento de la presión asistencial por la incidencia de la gripe ha provocado, un año más, el colapso y saturación de los servicios de Urgencias de prácticamente todo el país.

Profesionales sanitarios absolutamente desbordados, pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a las 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad,…son situaciones que, año tras año, se suceden y que demuestran una clara pasividad por parte de los distintos servicios de salud ante una situación que se repite año tras año, señala SATSE.

“Todos los años ocurre lo mismo, los servicios de salud saben perfectamente que la llegada de la gripe conllevará un importante aumento de personas que acudirán a las Urgencias para ser atendidos y, salvo contadas excepciones, hasta que éstas se saturan y colapsan no se plantean tomar decisiones al respecto. Siempre tarde y mal”, apuntan desde la organización sindical.

A lo largo de los últimos días, SATSE ha venido denunciando públicamente la situación que se vive en los servicios de Urgencias de los centros de las distintas comunidades autónomas, y el “diagnóstico” es el mismo. La falta de interés y previsión de los gestores sanitarios ha propiciado el “desbordamiento” de los centros y sus profesionales, lo que conlleva un incremento del riesgo para la salud de los pacientes y un aumento del estrés que sufren los profesionales, reduciendo la capacidad para prestar una atención de mayor calidad.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería remarca que “es cuando el problema ya se ha producido cuando se empiezan a poner parches temporales, como el reforzamiento puntual de las plantillas o la apertura de nuevas camas, y no en todos los casos”.

Una realidad que se repite año tras año, insiste SATSE, quien demanda a los distintos responsables sanitarios que dejen de lado intereses puramente económicos vinculados al ahorro de gasto y que, tras años de recortes en recursos sanitarios públicos, prioricen ofrecer una óptima atención a los ciudadanos.

Para ello, y haciendo una planificación apropiada en todas las CCAA, se deben aumentar previamente las plantillas y las camas disponibles en los hospitales, así como reforzar los equipos en los centros de Atención Primaria, desde donde, además, se puede incidir de manera notable en un uso racional de los recursos sanitarios.

Dado que resulta prácticamente imposible citar todos los centros que se han visto saturados y desbordados en estos días se pueden destacar especialmente algunos de ellos, como son el Hospital de Mérida; el Hospital Vall d’Hebrón, en Barcelona; el Hospital Marqués de Valdecilla, en Santander; el Complejo Asistencial de Segovia; el Hospital Miguel Servet, en Zaragoza, y el Hospital de Alicante.

Otros centros son el Hospital de Gijón; el Hospital de San Pedro, en Logroño; el Hospital de Cruces, en Bizkaia; el Hospital Universitario de Canarias; el Hospital de Son Espases, en Baleares; el Hospital La Paz, en Madrid, o el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña. Similares problemas se han registrado también en los centros hospitalarios de referencia de las distintas provincias de Andalucía.