SATSE Granada denuncia que el SAS ordena a las enfermeras usar su propio vehículo para atención domiciliaria de pacientes Covid

12 agosto 2020

El Sindicato de Enfermería afirma que supone un riesgo evidente de contagio para los profesionales, para su entorno familiar y para los demás pacientes y personas con las que se relaciona,  por lo que exige que se tomen medidas. SATSE asegura que estas medidas deben dirigirse a proporcionar vehículos al equipo sanitario (compuesto con un mínimo de dos profesionales) habilitados con los medios y espacios necesarios para proceder a la retirada de los EPIs de forma correcta y sin riesgos innecesarios.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Granada ha denunciado en un comunicado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está ordenando a los profesionales de Enfermería de Atención Primaria de la provincia que proporcionen la asistencia sanitaria domiciliaria y el seguimiento a los pacientes diagnosticados con Covid-19 con sus propios vehículos.

De esta forma, asegura el sindicato, se está dejando de preservar la salud de estos profesionales, generando un riesgo muy elevado de contagio y de transmisión de la enfermedad a todas las personas con las que se relacione familiar, social y profesionalmente.

Además, el Sindicato de Enfermería alerta que estos desplazamientos se están además realizando sin el acompañamiento de otros profesionales que puedan ayudar al asistente en la puesta y retirada de los Equipo de Protección Individual (EPIs) de forma correcta. Estas órdenes inciden y afectan a la propagación del virus, ya que un único profesional con su vehículo particular no dispone de los medios imprescindibles para evitarlo al verse forzado a ponerse y retirarse el EPI en la puerta del domicilio, transportando tanto los equipos como las muestras de forma incorrecta y sin poder disponer de medios necesarios para la higiene de manos.

Para SATSE las medidas de prevención que se deben exigir consisten en proporcionar y habilitar vehículos que dispongan de todos los sistemas de protección, asignando para su uso equipos de profesionales de al menos dos personas que puedan prestar la asistencia con el máximo nivel de seguridad y el mínimo de riesgo.

Por este motivo, SATSE concluye resaltando que, de no adoptarse estas medidas, se estaría incumpliendo la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y se estaría fomentando la propagación y la aparición de brotes de Covid 19, motivo por el que la organización sindical interpondría a través de sus delegados de prevención la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo.