Carta al Consejero de Salud de la Junta de Andalucía

20 mayo 2019

Carta del Secretario General del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía, al Consejero de Salud de la Junta de Andalucía, analizando los compromisos adquiridos hasta el momento por el mismo en lo que a sanidad pública y sus profesionales se refiere.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

Hace ya algo más de tres meses que fue investido el nuevo Presidente de la Junta de Andalucía y por tanto también ese es el tiempo desde el que en Andalucía se dispone de una nueva estructura política y Directiva en la Consejería de Salud, propiciada evidentemente por un cambio de Gobierno en la Junta de Andalucía. Por tanto, los andaluces y el conjunto de profesionales que configuran el sistema sanitario público andaluz han tenido la posibilidad de valorar y analizar los compromisos y manifestaciones públicas que en materia sanitaria se han venido realizando y explicitando a lo largo de estos casi cuatro meses de un nuevo Gobierno en Andalucía.

También, cómo no, las organizaciones sindicales como representantes legítimos de los profesionales y trabajadores de la sanidad pública, venimos valorando y analizando la hoja de ruta que desde el nuevo titular de la Consejería de Salud se viene marcando, bien es cierto que mucho más con palabras que con hechos.

En este sentido y como representante del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía el cuál lidera como primera fuerza sindical la sanidad pública en Andalucía, así como en el conjunto del Estado, he de resaltar que no me gusta gran parte de lo que vengo escuchando al Consejero de Salud Andaluz.

Desde SATSE no compartimos el gusto permanente que evidencia el titular de salud en Andalucía por lo privado. En este sentido ha manifestado públicamente su plena disponibilidad a acudir a la sanidad privada para reducir las listas de espera, y ello, sin poner previamente a pleno rendimiento la sanidad pública andaluza en su actividad quirúrgica, actividad de consultas externas, actividad de pruebas diagnósticas y también, sin haber dotado previamente de mayor eficiencia y capacidad resolutiva a nuestros hospitales y centros de salud con los medios y recursos necesarios. Por tanto, lo que se está produciendo en estos momentos en algunos hospitales de Andalucía para intentar reducir las listas de espera es más de lo mismo, cuyo efímero efecto positivo pasará mucho antes de lo que cree el Consejero de Salud, eso sí, tendrá tras ello la coartada perfecta para derivar pacientes y recursos económicos a la sanidad privada, mientras nuestra sanidad pública languidece sin remedio.

No me gustan Consejero sus referencias a privatizar también la atención sociosanitaria, lo hizo recientemente en una entrevista pública, y nuevamente sin optimizar, mejorar ni apostar previamente por la sanidad pública para dar cobertura asistencial a las personas con problemas de salud que necesitan sobretodo cuidados de Enfermería y que no requieren necesariamente ingreso en un hospital público de agudos, pero sí atención sociosanitaria desde lo público. Pacientes y ciudadanos en general con problemas de salud mayoritariamente de patología crónica y pacientes pluripatológicos, con limitaciones en su autonomía y autocuidados y cuya atención y cuidados han de ser liderados por los Enfermeros y Enfermeras en nuestra comunidad, con paso firme y convencimiento político desde la Consejería de Salud para apostar decididamente por lo público.

Por otro lado tampoco ha dejado pasar el Consejero de Salud la oportunidad que le brindó un medio de comunicación especializado en Farmacia, para dar cobijo con entusiasmo político a las empresas privadas que representan las mismas; y lo hizo con soltura para apostar decididamente por su acceso a la sanidad pública con facilidad y asumiendo el papel asistencial domiciliario que hoy realizan con excelente calidad los Médicos y Enfermeros en los Centros de Salud de la Sanidad Pública Andaluza.

No quiero dejar de referirme por otro lado a la sorprendente prioridad que el Consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha expresado en materia de personal. Su prioridad es aumentar el sueldo unos 800 euros al mes a todos los médicos que tienen dos trabajos, es decir trabajan en la pública y en la privada, mientras persisten recortes laborales y retributivos a miles de Enfermeros y Enfermeras, Fisioterapeutas, Matronas, Auxiliares de Enfermería, Celadores, Administrativos. Ésta es su prioridad, premiar económicamente a los médicos que tienen el privilegio de disponer de dos puestos de trabajo, sin entrar en los perversos y múltiples elementos negativos que conlleva que el mismo profesional que trabaja en la sanidad pública con enormes listas de espera, sea también el que lo hace en la privada, la misma en la que previsiblemente se va a atender a los pacientes de las listas de espera generadas en la sanidad pública.

Consejero, nos hubiese gustado escucharle que Andalucía va a disponer de los recursos necesarios para dejar de ser la última de España en gasto sanitario por habitante, la última de España en dotación de camas por habitante, la última en ratio de Enfermero/a por habitante, y también de Fisioterapeutas y Matronas, pero no se lo hemos escuchado Consejero. Tampoco le hemos escuchado decir que se compromete a devolver a los profesionales todo lo recortado con la excusa de la crisis, de la que en absoluto fueron responsables los profesionales de la sanidad pública.

Tampoco le hemos escuchado expresar con firmeza su compromiso real con la atención sanitaria a pacientes crónicos y plirupatológicos desde la perspectiva de lo que realmente necesitan, prevención y cuidados, liderado todo ello por los Enfermeros y Enfermeras. Y tampoco lo ha dicho Consejero; lástima que esté tan centrado en lo privado y tan poco en lo que realmente necesitan pacientes y profesionales.

Se equivoca si es que de verdad quiere mejorar y transformar en positivo el sistema sanitario público andaluz, más allá de un titular de prensa efímero para satisfacer determinados intereses y quién sabe si favores pendientes. Para SATSE, si todo esto es el cambio que pretende impulsar y realizar en la sanidad pública andaluza y estos son los elementos motivadores e ilusionantes que tiene que ofrecer a los profesionales de la sanidad pública, y éstas sus propuestas de mejora a pacientes y ciudadanos, quizás sea mejor que no toque nada, pues de lo contrario, nuestra sanidad pública sufrirá y se empobrecerá más que nunca con las medidas que usted ha anunciado y que desde SATSE no solo no compartimos, sino que trabajaremos para que las mismas no dañen más a nuestra sanidad pública, a los pacientes y a los profesionales que la hacen posible cada día.

José Sánchez
 Secretario General SATSE Andalucía

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario